Rubau Informa:

La política de austeridad y la prórroga de los presupuestos para este año han supuesto que el Gobierno catalán haya recortado drásticamente las inversiones públicas. Según el último in- forme de ejecución presupues- taria de la Intervención General de la Generalitat, publicado ayer por el Departamento de Economía y Conocimiento, las inversiones reales ejecutadas por el Ejecutivo de Artur Mas se redujeron hasta 146 millo- nes de euros, la mitad que en el mismo periodo de 2010. En general, todos los capítulos baja- ron, salvo el del pago de intereses.

Todos los departamentos de la Generalitat se han tenido que apretar el cinturón durante los cuatro primeros meses de 2011. Hasta abril, el gasto no financiero descendió hasta los 8.435 millones de euros, el 21,2% menos que en los cuatro primeros meses del año anterior. Los datos de los departamentos no son to- talmente comparables porque Mas los reestructuró cuando llegó al gobierno el pasado mes de enero. Aun así, las áreas que mantienen las mismas carteras sí gastaron menos. Justicia dis- puso del 45,9% menos de dinero; Enseñanza, del 31,3%; Bienestar Social y Familia, del 13,1%, y Salud, del 3,9%.

El pago de los intereses de la deuda, sin embargo, se convirtió en el 13o Departamento de la Generalitat. Los gastos financieros, según el informe de la Generalitat, ascendieron a 423,3 millones de euros, el 60% más que en el mismo periodo del año anterior. Esa cifra es superior al presupuesto de la consejería de Cultura para todo el año y es similar al del Departa- mento de Agricultura. El propio consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, avisaba la semana pasada de que solo la cantidad que deberá abonar la Generalitat por el incremento de los intereses de la deuda equivale a más de un departamento de Cultura. Y de hecho, Mas-Colell señaló el alto grado de endeuda- miento como uno de los principales problemas que deberá afrontar el Gobierno catalán.

El capítulo de remuneraciones de personal la segunda mayor partida después de las transferencias corrientes se redujo hasta finales de abril el 6% con relación al año anterior.