La UTE liderada por RUBAU, junto con Ortiz y Agefred se ha adjudicado la construcción de la nueva Clínica Girona, cuyo presupuesto asciende a 49 millones de euros. El contrato se firmó el pasado 13 de abril y el inicio de las obras se prevé inminente, por lo que se estima que la nueva infraestructura sanitaria esté a disposición de los gerundenses a finales de 2020.

La nueva Clínica Girona se ubicará en la entrada sur de la ciudad, concretamente en la Carretera de Barcelona 204-206, ocupando cerca de 40.000 metros cuadrados, lo que supone triplicar la superficie actual. Se ampliará considerablemente el área quirúrgica y el hospital de día para potenciar la cirugía ambulatoria y los nuevos tratamientos con la última tecnología. Además, también se impulsará la parte de cardiología y la de diagnóstico para la imagen.

El proyecto arquitectónico tiene un diseño innovador y funcional que proyecta una clínica eficiente, sostenible y garante de la accesibilidad universal. El nuevo edificio renovará y potenciará la entrada sur de la ciudad de Girona. Contará con 3 plantas subterráneas y 8 sobre rasante, con un volumen compacto que responde a los condicionantes urbanísticos y que incluye patios para iluminar al máximo los espacios interiores.

Se trata de una infraestructura llamada a ser referente europeo en servicios sanitarios que tiene como objetivo mejorar la atención médica de la población y avanzar hacia la medicina del futuro. Para ello se ha confiado en la experiencia en infraestructuras sanitarias de GRUPO RUBAU que actualmente está ejecutando otros tres importantes proyectos hospitalarios: la Clínica Materno-Infantil de Tolima (Colombia), el Hospital Oncológico El Alto Sur (Bolivia) y el recientemente adjudicado Hospital de Potosí (Bolivia).